RECURSOS HUMANOS

A partir del año 1994 seguí en solitario mí andadura al frente de Don Camilo con la inestimable ayuda de Roberto, nuestro Pizzero y Gertrudis nuestra cocinera. A lo largo de este tiempo se nos ha ido sumando Guido y Guillermo, mi tía Amelia que ya le ha entregado el testigo  a mi prima Paule, ocupados en la gestión administrativa. Así que Don camilo sigue siendo una gran familia pluricultural cuyas premisas son el respeto y el buen hacer y en la que cada cual es necesario.

A lo largo de estos 25 años hemos visto crecer varias generaciones, niños que se hicieron adolescentes, parejas de novios que volvían con sus retoños, hemos sido testigos de excepciones de grandes acontecimientos, la primera cita, la primera paga con la que invitan a la familia, el brindis por la ilusión de un nuevo nacimiento, al multitudinario cumpleaños de la abuela con hijos, nietos, bisnietos y tataranietos.
Cuanta gente ha confesado a lo largo de los años que Don Camilo, forma parte de su vida personal.
Por todo este ir y venir por todos nuestros clientes, por su fidelidad, todo nuestro esfuerzo, ha sido ampliamente recompensado.
A todos ellos nuestro agradecimiento.
Y a todos aquellos que todavía no nos conocen, les invitamos a ello.